Entrenando talentos

Muchas personas piensan que Dan y yo sólo entrenamos hombres, debido a que somos demasiado varoniles. Nada podría estar más lejos de la realidad. Nosotros no discriminamos a las personas basadas en sus prefencias religiosas, sexuales, nacionalidad, ni de ningún otro perfil.

Somos tan abiertos de mente que entrenamos a cualquier persona, desde desempleados, maquillistas profesionales, albañiles, carpinteros, padres y madres de familia e incluso algunos sacerdotes.

Nosotros no discriminamos en absoluto, quien discrimina son nuestros entrenamientos. No es que seamos más amables con una mujer o con un hombre, pero tampoco somos unos bastardos insensibles. Encontramos el límite de cada persona y los impulsamos a dar el máximo esfuerzo, a veces pedimos un poco más cuando conocemos a nuestros entrenados como les llamamos nosotros a los que contratan nuestros servicios.

Pese a que cualquier persona pueda pensar las personas nos odian por ser tan exigentes, nuestros clientes vienen pidiendo que los impulsemos al límite. De tal suerte que tenemos un gran número de personas, como pro ejemplo:

Susana Saldaña

antes-y-despues

“Dan y Rober me ayudaron a superar mi problema de obesidad. Estoy en deuda con ellos porque pasé por un periodo horrible después de mi divorcio donde aumenté de peso de modo vertiginoso y alarmante. Mi familia se preocupó por mí y me recomendaron comenzar a hacer ejercicio para evitar la diabetes, puesto que mi familia es propensa a sufrirla. Pensé que no duraría al régimen de ejercicios, pero ellos me ayudaron a sentirme bien conmigo y con mis logros y ahora ya he logrado bajar 20 kilos”

Antonio Ruz

antonio-ruz

“Yo siempre he tenido problemas para subir de peso. De pequeño era considerado desnutrido por mis compañeros y todos se burlaban de mí. ¿Alguna vez escucharon el dicho ‘más vale gordo que de risa que flaco que de lastima’? Bueno, pues yo daba lástima a las personas. No necesitaban decírmelo, lo podía ver en sus rostros. Sin embargo, gracias a Daniel y Roberto hoy me siento mucho más cómodo con mi cuerpo, soy más feliz y vivo más pleno de mi salud y vida.”

Nuestros entrenados nos hicieron el favor de darnos apenas un esbozo de sus comentarios y les agradecemos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *