Año nuevo, los mismos pretextos

Pues un gusto volverlos a saludar a todos en esta que es ¡la primera publicación del 2017!

Soy Daniel y estoy sumamente contento de volver a saludarlos, esperando que estén listos para cumplir todas sus metas y propósitos del año, ya sea terminar su curso de preparación para la UAEM, empezar la dieta o unirse a un club a hacer ejercicio, pero lo más importante es que  no pongan los mismos pretextos de siempre.

De hecho, las excusas para no cumplir sus metas son tan comunes que ya hasta las tengo bien aprendidas y les voy a contar mi top 3 de excusas para no ejercitarse o hacer sus propósitos de año nuevo.

1. No tengo tiempo

¡El clásico! Nadie tiene tiempo para nada en este mundo, todos pasamos el día entero corriendo de prioridad en prioridad, de hecho, lo hacemos tanto que ni nos damos cuenta de a dónde se va nuestro tiempo.

Es evidente que no vas a tener tiempo de hacer ejercicio si no lo haces una prioridad en tu vida. El día que decidas hacer de tus propósitos una prioridad, ese día arañarás 10 minutos aquí, 5 minutos acá, encontrarás un camino más rápido que te ahorre 20 minutos, te levantarás 15 minutos antes y con todo ese tiempo, lograrás hacerte un espacio en tu día para cumplir tus metas.

2. Estoy muy viejo

Esta es casi tan tonta como la anterior. Nadie en realidad es viejo para ejercitarse o cumplir sus sueños. En 2016 un hombre salió en los periódicos y revistas porque a sus casi 80 años se metió a hacer una carrera universitaria, lo pueden leer en este artículo: http://www.eluniversal.com.mx/articulo/estados/2016/11/21/sin-limites-estudia-ingenieria-los-79-anos

¿Piensan que son demasiado viejos para hacer ejercicio? Miren a Jack Lalanne que si bien murió en el año 2011, fue un ejemplo de bienestar y salud física hasta sus últimos días

3. Es aburrido

La verdad es que siempre hay algo que puedes encontrar para hacer que te guste, una alternativa que te haga cumplir tus sueños y mantenerte motivado. Es decir, si no te gusta correr, no corras, métete a una clase de box. ¿No quieres hacer pesas? Genial, ahora hay muchos grupos de Crossfit. ¿No quieres estudiar matemáticas en una carrera? No te preocupes, siempre puedes estudiar diseño gráfico, arquitectura, psicología o muchas otras carreras que no lo tienen.

Lo importante es tu actitud. Si no quieres hacer nada simplemente porque no quieres, pues no hay forma humana en la que podrás conquistar tus sueños, ni tú, ni tu entrenador, ni el Instituto Mexicano del Emprendedor podrán hacer que cambies de opinión, pero el único perjudicado, solamente serás tú.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *