Vigilante y amigo

Aunque yo Roberto no soy muy amante de las mascotas, Daniel de las personas más solidarias con los peludos. El tiene dos  y es muy responsable con sus cuidados, les compra estas croquetas pro series que según son las que mejor les hacen a sus perros. Además de cuando va caminando por la calle o está en algún restaurante al aire libre y tiene la oportunidad de darle de comer o beber a un perro, no duda en hacerlo.

Creo que eso habla mucho de la nobleza del corazón de Daniel.

Hay un perro que está siempre afuera del negocio o rondando por aquí, lo veo muy seguido y aunque no es nada encimoso, siempre se me acerca y yo lo alejo. No soy grosero solo lo alejo de mi.

El otro día vi en un video de youtube como se metían a un Smartfit en la noche y se robaban muchos aparatos. Así que, aunque por aquí afortunadamente no ha pasado nada malo, decidí revisar uno que otro video de las cámaras de seguridad, para saber si todo está tranquilo en las noches. Me sorprendió lo que vi.

Dos sujetos se acercaron al negocio, y estuvieron aparentemente platicando pegados al local, aunque si los ves con atención es muy claro que están observando la cortina de seguridad.

Uno de los sujetos se agachó revisando el candado, lo movió con la mano revisando si podía quitarlo. Cuando se vió que lo estaba comenzando a forzar, su compañero que estaba vigilando le tocó el hombro y salió corriendo, a lo que el que estaba sentado no le dio tiempo de levantarse cuando en un segundo y de un brinco, un perro brincó encima de él, atacándolo y mordiendole el brazo. El hombro lo sacudió para quitarlo pero el perro lo mordió fuerte, lo soltó por un momento pero el ataque continuó hasta que salieron de cuadro. Segundos después el perro regresó y se sentó junto al candado de la puerta.

Hoy en la mañana, pasé a una tienda que se llama PetHeroes y le compré una bolsa enorme de alimento a nuestro héroe.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *